lunes, 21 de julio de 2014

DOLOR







Cada día transcurre peor,
no hay salida,
tú eres tú llevado al límite.

No hallo palabras
para tú consuelo ni el de ella,
sólo distancias.

Tu mirada perdida,
la de ella llorosa pidiendo auxilio,
porque ya no puede más.

Y ahí estoy yo,
que aún necesito de vosotros,
pero no sé como hacéroslo saber.

Nunca hablamos de sentimientos
y lloro por nuestra vida
tan pobre de amor.

Ya es tarde, demasiado tarde.