viernes, 12 de septiembre de 2014

Bipolar


Puñales y espinas, que van causando heridas invisibles,
tristeza que raya la locura,
sentimientos contradictorios, bipolares,
así constantemente,toda mi puta vida así.


No quiero recordarte pero la rueda gira,
y aunque uno no quiera,
todo lo acontecido, se transforma en un lento
rumiar interior,
que me exige, me pide, me cuestiona.


Sólo puedo masticar este dolor. Eso es lo que hago.


Mañana, mi trastorno desaparecerá,
la locura siempre es transitoria,
evanescente.


Mañana, me enamoraré, no sé de qué estúpida
piedra.