domingo, 12 de octubre de 2014

Silencio



Hoy siento que enmudecí,
las palabras huyeron y quedé
abstracta.

Por no haber, no hay
ni intranquilidad,
percibo que mi materia no responde
y sólo el violín de Perlman,
me acompaña en este
encierro.

Soy una muñeca de trapo
 bajo las sábanas,
 echa un ovillo,
porque ayer fui tierra polvorienta
en una guerra inexistente