domingo, 28 de septiembre de 2014

Música










Que se calle el silencio

y que la mente, insumisa obedezca esta vez.



La música comienza, y la voz yergue poco a poco su canto.

Entre el público, agradezco estar a solas, en mí.


Guerras muertas, sin banderas, ni dioses que justificar.


La soprano grita al cielo para que se despierte.



Que todo retumbe,


la música inunda todo.



Notas de piano que susurran o van in crescendo según la

melodía.


Y siento que remonto,

que no estoy,

que me elevo.

Eso es la música

sábanas blancas extendidas por brazos en alto,

dulce arrope que empalaga al éxtasis.


Notas de amor entre los malvados.

Encantamiento perfecto para desanudar odios.





martes, 23 de septiembre de 2014

Estoy cierta.
















Cierro tu puerta con desprecio,

creyéndome fuerte

me despido con suficiencia de ti.


Echo candados al alma,

y por si acaso los abrieras,

la alambro con espinos.


No te amo, estoy cierta,

tan cierta, como que mañana

amanecerá de nuevo.


Aunque yo soy así,

de imposibles,

y cuanto menos me buscas

más te quiero.


Y ahí, donde mi vanidad

fabrica gotas invisibles
que  traspasan, se revela

que sólo yo me amo.








domingo, 21 de septiembre de 2014

Abuelo







 

Gracias a Silvio Manuel Rodriguez, por compartir este video, y permitirme disfrutar de un músico al que no conocía, David Hicken, ¡fantástico!.







Hoy no sé porqué me acordé de ti . No suelo nombrarte, quizás porque siempre fuiste la sombra de la abuela.


Ella ocupó tanto hueco en mi corazón, que me hizo olvidarte sin querer.Me puse a recordar momentos juntos, tuyos y míos, nuestros…


¿Recuerdas? Cuando ponías tu flamante radiocasete y no me dejabas que me acercara, no sea que fuera a estropearlo. Te gustaban el flamenco y la copla: Juan Valderrama, Dolores Abril, con su tema “Pelea en broma”, La niña de la Puebla, Perlita de Huelva y otros.


A mí de tanto oírlos casi que me gustaban. Te veo sonriéndome mientras escuchas el fandango, apuntando con tu dedo hacia el radiocasete para que escuchara atenta la estrofa que tanto te gustaba.


¿Recuerdas? Cuando iba a tu casa a comer, te encontraba en el quicio de la puerta,esperándome, mirando el reloj, impaciente por verme llegar, siempre con una sonrisa en los labios. Sabía, era consciente, de que te hacía feliz, y durante la comida mi charla era incesante, esperando siempre tu aprobación, donde asentías con una sonrisa a todo lo que te contaba.


Dicen que tenías mal genio, pero a mí nunca me lo mostraste.Cuando algo no te gustaba, sólo movías la cabeza en señal de desacuerdo, y con eso bastaba.


¿Recuerdas? Tu casa, tan grande, cómo aprovechaba la hora de la siesta, para adentrarme en las habitaciones que nunca se abrían, porque en esa casa, en la que hubo tanta vida, ya sólo quedabais vosotros.


Abría armarios, y entre sus cajones buscaba la pruebas del delito: cartas de amor, secretos de familia escondidos. Nunca tuve suerte…


¿Recuerdas? Cuando murió la abuela, después de sesenta años casados, fue tal tu dolor que dejaste de conocernos; perdiste la lucidez a propósito, estoy segura. Comenzaste a morir desde el momento en que lo hizo ella.


Cuando iba a visitarte y nos quedábamos a solas, parecía como si recobraras la consciencia por unos minutos y me decías : “ ya me marcho, poco me queda de estar aquí” . Todo esto lo decías sin pena, sonriendo.


Después de 60 años juntos la sobreviviste sesenta días.


martes, 16 de septiembre de 2014

No sufras.


A Silvia




No quiero que te nombren ni saber
si eres tú la que clamas,
sin embargo tu rostro se rebela
lumínico en la noche.


"No sufras" por favor

"no sufras que me matas."



Me envuelvo en tu dolor,
y abrazándote en mí
te arrullo mientras canto:


"No llores mi pequeña,"
"No llores que me angustias"


Tras la desgracia que sesgó tus dedos
me muestro temerosa
y quisiera esconderme
en mi yo más oculto

¿Viste?


A la tragedia sólo le basta un segundo

para mostrar el fulgor amargo de la vida.


Ésta nos tronca frágiles.
La realidad, entonces me avasalla.

"Cálmate te suplico"
Cálmate que te quiero"

Te visualizo hermosa,
con ojos azules para mirar las estrellas,
y manos blancas
para abrigar palomas.








viernes, 12 de septiembre de 2014

Bipolar


Puñales y espinas, que van causando heridas invisibles,
tristeza que raya la locura,
sentimientos contradictorios, bipolares,
así constantemente,toda mi puta vida así.


No quiero recordarte pero la rueda gira,
y aunque uno no quiera,
todo lo acontecido, se transforma en un lento
rumiar interior,
que me exige, me pide, me cuestiona.


Sólo puedo masticar este dolor. Eso es lo que hago.


Mañana, mi trastorno desaparecerá,
la locura siempre es transitoria,
evanescente.


Mañana, me enamoraré, no sé de qué estúpida
piedra.


















miércoles, 10 de septiembre de 2014

Amor ciego.





Vive en mi barrio, hace tiempo que la observo, cuando me  cruzo con ella por la calle, espío sus gestos, la expresión de su rostro.

Siempre va acompañada por alguien que me tiene enamorada, no puedo evitarlo. Al comienzo, cuando aún no había perdido la vista por completo, iba acompañada de un bastón. Él, se uniría a su vida un tiempo después, cuando estuviera "preparado".

 Recuerdo el primer día que me los encontré paseando, ambos, inseparables, en ese momento  surgió mi "flechazo".

Me la encuentro corriendo a menudo por un parque cercano, con él.

Ella parece que vuela,  como el mejor de los pájaros, sin miedo  a su propia oscuridad.

Hoy, por sorpresa, me los encontré en el hall de la  oficina. Me preguntó por un despacho anexo al mío, y yo ¡tonta de mi! Le dije: “a la derecha” entonces ella me tendió su mano para que  la acompañara, porque en ese momento no entendí...

 La agarré llena de amor, por verla a ella, por respirar su energía. Él   me olió,olió mi cariño, y mientras ella hacía las preguntas pertinentes, este, comenzó a lamerme, y a saludarme, creo que hoy recién  comenzó mi amistad con dos nuevos amigos.