lunes, 9 de febrero de 2015

Hoy no quiero tristeza




























Hoy no quiero tristeza en mis manos cansadas
ni llantos de pobreza que me agiten por dentro,
hoy quiero ser distinta, salir de este epicentro
que me marca las pautas con preguntas calladas.



Y huyo de lo absurdo, crónicas desfasadas
que provocan en mí un fatal desencuentro,
y a pesar de intentarlo sólo me desconcentro,
sin saber el porqué de estas luchas armadas.



Ya me cansé de tanta aflicción permanente,
y pretendo ser gesto sincero que provoque
la sonrisa en tus labios arcanos y profundos.


Por eso me requiero vivir en el presente,
suplicando a mi piel que el amor se desboque
para mostrar miradas y deseos fecundos.