jueves, 9 de abril de 2015

Y sigo hacia adelante























Decido concluir con mis poemas
me sugiero dejarlos extinguirse
en un gesto cobarde y derrotista
que me reduce a nada de la nada.

La sensibilidad me autodestruye
y el ego me golpea contundente
inyectando palabras perniciosas
a mi yo más profundo y más oscuro.

Luego de estas ideas tan infaustas
se apersonan amigos con aliento
impregnando su aroma en estas manos.

Ellos son los que empujan impalpables
estos versos tan torpes y precoces
anunciando que sigo en el camino.