martes, 16 de junio de 2015

Regreso



























Me pregunto la causa elemental
por la que me gobierno sin medir
el efecto caduco de esta historia
desde el primer momento de inventarnos.

Todo es irreal, incoherente.
Sin embargo, transito emocionada
por los mismos parajes recorridos
que en silencio troncaron mi ilusión.

Y me impongo el castigo una vez más
por sentir lo que siento. Por amarte,
me declaro culpable con propósito.

Dejé la herida abierta con la huella
de nostalgia cubriendo mis rutinas.
No debió sorprenderme tu regreso.