viernes, 17 de julio de 2015

Música


















Carmen Jiménez

La música transcribe sentimientos
y con sus melodías nos conduce
por mágicas historias que convergen
en senderos de luz que nos traspasan.

Reniego de los grises melancólicos
y vuelvo a repoblarme de emociones
en color, que iluminan mi semblante
buscando tu sonrisa entre los rojos.

No hay confusión eterna que invalide
al amor, que intuitivo, me gobierna
siempre al sur olvidando mis fracasos.

Porque las oraciones resucitan
pensamientos de paz, me reivindico
compañera del alma, siempre tuya.


Manuel Martínez Barcia

Es fácil abolir el tiempo que separa
cada instante fugaz de los relojes rotos
que apenas señalaron giros a contraluz
desprovistos de horas, de días y de noches.

Imposible saber si nosotros cabíamos
en la honda espesura del vientre del amor
cuando era el silencio caricia inútilmente
de recursos alzados al tacto sin memoria.

Acaso sea el futuro capaz de sorprendernos
con presentes cargados de música e ilusión,
arcoíris que ver, si así tú lo deseas,

mientras tanto seremos espacio compartido,
a veces el sabor de lo vivificante,
mas nunca soledad si beso yo el carmín.