viernes, 8 de enero de 2016

Contigo























Cómo atrapar tu voz de mil matices
si se muestra sutil como la brisa
de una tarde de inviernos indecisa
a la que sólo encuentro cicatrices.

Tus tragedias disculpan los deslices
con el gesto infantil que te precisa
enseñar al suplicio la sonrisa
con la que se alimentan tus raíces.

Porque nunca te olvido aunque anochezca
escudriño la aurora de tus ojos
en busca de un amor que te merezca.

Contigo se agudizan mis sentidos
y tus versos arrancan los abrojos
de estos labios exhaustos y vencidos.