jueves, 17 de marzo de 2016

Anhelos.

















Indago la ecuación exacta que desvele
la incógnita compleja de mis luces
y camino descalza por mis cruces
sin hallar un destino que consuele.

Anhelo por rutina un amor que cincele
mis ojos de ilusiones sin desluces
y me figuro fuego si me induces
con gestos a fundirte en mi deshiele.

El lamento coacciona silencioso
y sostiene mi orgullo con hilvanes
anulando la voz de esta existencia.

Le deniego la angustia a lo suntuoso
de mi piel y renuncio a los desganes
que brotan sin permiso en mi conciencia.