viernes, 16 de diciembre de 2016

Porque todo resulta ser mentira.
















Necesito escribir en esta soledad 
que amordaza mi boca con presagios palpables,
desanudar tanta palabra herida
como fui acuñando en la memoria.

Y debo confesarte,
que me huyen las ganas de quererte
y me queman las flores del perdón
absurdas e incapaces de borrar
nuestras guerras.

Porque jamás se cumplen los propósitos
porque todo resulta ser mentira.

Usamos la crueldad en nuestros gestos,
nos odiamos con un rencor de siglos
y tuve que cruzar la frontera sin ti,
sin una sola gota de amor entre mis ojos.

Necesito borrar proyectos de futuros
desanclar este yugo que zozobra mi barca
y echarme al mar en busca de gaviotas.