viernes, 25 de septiembre de 2015

Afectos













Cuando escucho a la soledad
rememoro las veces que asomé
por las ventanas de tus ojos
en busca de consuelo,

las veces que mi pecho atesoró
los abrazos, que, prietos de cariño,
mutaban en secretos cobijados
por nosotras.

Niñas de soles principiantes,
mujeres de alianzas sempiternas,
cuando llegó el otoño a nuestras vidas
no presentimos sus matices


¿Aguardarán destino los afectos
qué expiraron sin causa?



lunes, 7 de septiembre de 2015

Utopía















Qué absurdo,
poder ser tangible entre tus manos
y sentir la ternura de tus días
en mi universo.

Qué ficticio,
ahondar en la espesura de tus ojos
y desde allí ser amantes
que abominen de amaneceres.

Qué utopía,
aposentarme en tus labios
para pronunciarme siempre tuya.

No dudes jamás
de las razones de mi pecho
cuando te llamo sin nombre,

pues solo aguardo el instante
en que brote el agua de la roca.

Entretanto,
sigo tus huellas
y en silencio me pregunto,

¿me amarás mañana?







martes, 1 de septiembre de 2015

Silencio.




















Avanzo por inercia y en cada paso
requiero de un impulso inevitable
que me lleve al olvido de este enojo
que se amordaza en mí.

En mí, conmigo,
entretengo a los días vacios de un ayer
y aletargo el dolor para vestirme
de mujer fuerte.

Mi miedo ante el futuro ya es costumbre
pues su aroma revela
despedidas que nunca solicito
y, sin querer, se imponen en mis manos.

Si el presente me regalara
la esencia vitalicia de tus ojos,
estos alumbrarían cada espacio sombrío
que habito desde entonces.

Te anuncio que mi voz sólo es silencio,
desecho de plegarias
que mendigan hambrientas
un resto de caricias, si te sobran.