jueves, 19 de marzo de 2020

Hoy he soñado.









“Hoy he soñado en otra vida, en otro mundo, pero a tu lado” (Los Secretos)

Me despido el mismo día que llegamos a nuestras vidas, vaya coincidencia me dijiste insinuando que quizás hubiera orquestado a propósito esa casualidad.

No lo sé, realmente te diría que no, que esta huida de ti no sé como llevarla a cabo aún, aunque mi intuición la dicte necesaria y lleve tiempo obligándome a partir. Creo que a tu lado ya aprendí lo suficiente, que quedarme más tiempo junto a ti sería arruinar todo lo conseguido.

Hoy solo  soy capaz de asomarme al balcón de nuestros grandes momentos, ahora no tocan reproches porque no serían justos para ninguno. Un amor de este calibre no se lo merece . 

Es duro despedirse de alguien que te reclama con la fuerza del que se sabe enamorado, que no entiende por qué elijo irme de su vida una y otra vez desde que nos conocimos y precisamente cuando la estabilidad pedía permiso para quedarse.

No te explicas por qué rechazo el cobijo que siempre me ofreces, tus abrazos y los besos, el consuelo y nuestras risas, la escucha complaciente de mi verborrea hasta que el cansancio te vencía sobre mi pecho.

Me gustaría contarte el motivo concreto, pero no lo sé amor, no lo sé. Hoy justo en nuestro aniversario,no  puedo razonar nada  sensato.

Encontrarte a ti fue encontrar un refugio en medio de mis guerras. Curaste  muchas de mis heridas y me hiciste más fuerte si cabe aunque  pienses que tengo miedo al compromiso y la soledad.

No amor, mis miedos son muchos más que eso, miedo a no crecer como persona a no ser yo en mi intento de agradar siempre al otro.

Creo que tengo que seguir sola  hacia adelante y dejar de preguntarme si este amor  es producto de mi deuda con el tuyo, combatir mis miedos, creer en mí y potenciar mi esencia a toda costa.


Así que solo puedo brindar por nosotros, por esa llamada a media noche, por nuestro encuentro en Atocha, por aquellos viajes fabulosos donde fuimos tan felices, por ese árbol lleno de pájaros, por ofrecerme tu casa como la mía, por tanto amor como  me entregaste.

Solo puedo decirte: GRACIAS AMOR, TE QUERRÉ SIEMPRE.


2 comentarios:

  1. Hola Carmen! Sólo puedo decirte que me has emocionado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marybel, quién se ha emocionado he sido yo al leerte después de tanto tiempo.
      Espero que estés bien y os echo de menos a mucha gente de la que seguía en Google.
      Gracias por pasarte y te sigo.
      Un fuerte abrazo!!

      Eliminar